Contacto: elpueblodelapalma@gmail.com


sábado, 7 de marzo de 2015

¿Es necesaria la instalación de un mástil con la bandera de España en La Palma?

En el pasado Pleno Municipal del Ayto de Cartagena celebrado el 23 de Febrero, el partido Movimiento Ciudadano presentó una moción sobre el apercibimiento o cese del presidente de la Junta Vecinal de La Palma. Entre otras cosas, se expuso que en próximas fechas se va a proceder a la instalación de un mástil con la bandera de España en la plaza donde se encuentra "El Bar de Benito" con un coste aproximado de 2.800€.

Desde el blog, queremos conocer la opinión de palmesanas y palmesanos acerca de este asunto, si consideran que es algo necesario para nuestro pueblo o, por el contrario, piensan que existen necesidades más urgentes en las que emplear dicho dinero. Para ello y, a continuación, se muestra el texto con la moción completa, así como el vídeo del Pleno donde se expone dicha moción y es respondida por el Gobierno Municipal. 

Podéis dejar vuestros comentarios en el blog, así como opinar en la encuesta que se ha abierto y que podéis encontrar en el lateral superior izquierdo del blog.



José López Martínez, Concejal y Portavoz del Grupo Mixto-Movimiento Ciudadano de Cartagena, presenta al Pleno para su debate y posterior aprobación, la siguiente moción sobre apercibimiento o cese del Presidente de La Junta Vecinal de La Palma.

MOCIÓN

No precisa mucha exposición ni explicación que su gobierno es completamente ajeno a las necesidades de los ciudadanos, que son mucho más de concesión que de gestión, que prefieren entregar dinero público a concesionarias que gestionarlo ustedes, y que eso sí, no son capaces de atraer una sola inversión a la ciudad para el bien común.

Pero el asunto que ahora traigo al Pleno habla de aquellos a los que ustedes han delegado las competencias, de esos miembros de su corte que campan a sus anchas por las Juntas Vecinales y que ya sabemos que lo mismo asfaltan antes de aprobar el gasto y saber a quién se le va a entregar la obra, que explotan generosas concesiones municipales que acabamos pagando con costas.

Un referente de esta política vecinal tan suya, de esos sujetos que a la sombra de su gobierno se han perpetuado y que incluso gustan presumir en cualquier foro, en reuniones oficiales y tertulias de bar, de su poder y la importancia que tienen dentro de su organigrama, es el presidente de La Junta Vecinal de La Palma.

A su perpetua y presidencialista gestión al frente de la Junta Vecinal de La Palma, debemos sumar, puesto que además los vecinos nos han pedido que lo traigamos al Pleno, lo ocurrido en el último Pleno Vecinal, en el que al parecer con solo la petición de un vecino apoyada en 15 firmas, se aprobó realizar el gasto de la instalación de un mástil de 12 metros de altura, que permita situar una bandera de nuestro país, por el módico precio de 2.800 €, según cuentan los vecinos, ya que aún no se ha colgado en la web municipal el acta de dicha Junta.

No se confundan ustedes con la españolidad de este concejal, que es como la del primero de ustedes, pero convendrán conmigo que con la actual situación de crisis económica, las necesidades de todos los barrios y diputaciones de comunicaciones, iluminación, abastecimiento de aguas, etc., con el latente segregacionismo que existe en ésta y otras diputaciones, que viene precisamente abonada por su dejadez y desatención ante los problemas reales, que el Presidente de esa Junta Vecinal tenga la poca vista de priorizar en ese gasto, sólo puede deberse a que le importan poco los problemas de La Palma o que, simplemente, no está capacitado para gestionar ni un solo euro de recursos públicos, quizás una suma de ambas.

Por lo expuesto presento moción a este Pleno Municipal para que se aperciba o se cese a ese Presidente de Junta Vecinal, por falta de aptitud para dicho cargo y la gestión de recursos públicos.

Cartagena, a 17 de febrero de 2015

Fdo. José López Martínez
Portavoz Grupo Mixto-Movimiento Ciudadano



Fuente: Web de Movimiento Ciudadano.

2 comentarios:

Laura Hernandez dijo...

No hace ninguna falta gastarse dinero tontamente en ese tipo de cosas cuando se puede emplear para algo mas necesario.
Por ejemplo, muchas carreteras están destrozadas, yo, como amante del patinaje no me puedo mover correctamente por el pueblo con mis patines, menos por el polígono.
Este año, al compás que el anterior no tenemos fiestas, ni peñas , ni romería ni nada y es una pena para los pueblerinos , tanto como jóvenes como seniors.
Es una chorrada. Yo, por supuesto, estoy en contra.

Eugenio MARCO TRISTAN dijo...

Consultorio de la Redaccción.- Me he enterado, y no soy taxista, sino "faceboksista", que ayer, en La Palma de Cartagena, donde usted reside, pusieron en una plaza céntrica un alto mástil con La Bandera Nacional ¿Es que ya han conseguido el Ayuntamiento para esa población? RESPUESTA.- La Palma de Cartagena tuvo su Ayuntamiento durante la Iª República, que duró menos que el embarazo de una burra. Y aunque yo no soy cronista palmesano, le puedo informar que los colores rojo y gualda se establecieron durante el reinado de Carlos III, en el siglo XVIII, como gallardete distintivo de los navíos de la Real Armada de Castilla. Este gallardete pasó a ser La Bandera Constitucional de la Milicia Nacional de la Iª República, en 1822, cuando La Palma y otros muchos pueblos más de la España de aquel entonces obtuvieron sus ayuntamientos, aunque el de aquí fue por breve tiempo, pues al no poder mantenerse económicamente, solicitó volver a integrarse en el de Cartagena; como le puede pasar al de Abanilla, de seguir endeudándose al galope, que sea absorbido por un agujero negro, a pesar de ser Excmo. Ayuntamiento por obra y gracia de Los Reyes Católicos, desde 1501. Los palmesanos y los galileos (los de Pozo Estrecho) han intentado últimamente la segregación que, de momento, está en el aire judicial, sin llegar a pasarle lo que les pasó a los de "Barinas-Murcia", durante la IIª República, que por intentar segregarse fueron apaleados por las fuerzas de orden público.

NOTA.- Como cunda el ejemplo de poner banderas nacionales en altos y vistosos mástiles en las principales plazas de los pueblos y ciudades de la España contemporánea, la piel de toro se va a parecer, una vez más, a UN CUARTEL, como en los pretéritos tiempos de la dictadura para los unos y dictablanda para los otros, de Miguel Primo de Rivera y del último Generalísimo (que no el primero, porque históricamente no lo ha sido; y, además, golpista). El actual Real Decreto de Honores y Ordenanzas, publicado en el BOE, determina y especifica oficialmente donde, cuando y cómo debe estar la enseña nacional, además de ídem de ídem se ha de tocar El Himno Nacional. Lo demás, además de patriotismo exacerbado o, como dicen otros "bordesicos" que son académicos de la RAL, "patrioterismo" de charanga y pandereta, se puede interpretar como una pedantería ondeando a los cuatro vientos. Y con lo dicho me conformo, sin entrar en las polémicas seudo políticas que con motivo de esta bandera se han generado sobre lo oportuno o no de su gasto, que ronda los TRES MIL €, y de donde han salido o quienes lo han aportado, porque un concejal de la oposición a la alcaldesa "Motores" (Pilar Barreiros) lo expuso en un pleno y circula por "Facebook".