Contacto: elpueblodelapalma@gmail.com


lunes, 13 de enero de 2020

Cerco a los okupas de La Palma.

A los okupas del residencial El Naranjo, en La Palma, les queda poco tiempo de estancia en aquel lugar. El ayuntamiento de Cartagena iniciará en los próximos días los trabajos para la cancelación de los accesos a las viviendas, lo que incluye el tabicado de todas las puertas y ventanas para evitar que se continúen habitando de forma ilegal y se arrojen basuras dentro. De esta forma, la Administración local pretende poner fin a años de denuncias de los vecinos de la zona por la acumulación de basuras, las riñas nocturnas y los escándalos.

El segundo teniente de alcalde y concejal de Sanidad, Manuel Padín, ha explicado a LA OPINIÓN que las obras durarán aproximadamente un mes y tendrán un coste aproximado de 7.000 euros. El Consistorio pondrá el dinero a través de una ejecución subsidiaria, por lo que después se reclamará el importe total al propietario.

Durante la Navidad pasada, concretamente en Nochevieja, vecinos de casas aledañas, e incluso algunos que viven en el residencial, volvieron a denunciar amenazas y escándalos por parte de los okupas. Se sienten inseguros y tienen miedo de transitar por la zona, especialmente durante la noche. «Aquí entran unos, se van, y vienen otros», comenta una vecina.

Degradación

La mayor parte de las viviendas del residencial, situado en las calles Ébano y Antonio Serrano, se encuentra en mal estado. Paredes desquebrajadas y con pintadas, azulejos arrancados e infinidad de cables por el suelo completan la imagen de los dúplex situados en una de las calles, la única que no tiene salida. Lo que en su día fueron viviendas unifamiliares con amplias habitaciones y buenos acabados, ahora son espacios abandonados, sin puertas ni cristales en las ventanas, con señales de pedradas y techos ennegrecidos por el efecto del humo de las hogueras.

La única casa que se encuentra aparentemente en mejores condiciones es la ubicada en la esquina, que da a ambas calles. A simple vista, por las macetas que adornan el patio y los elementos decorativos, parece estar habitada por sus propietarios, pero no es así. Basta con acercarse para ver los gruesos candados colocados en la puerta, los cristales colocados en la repisa de la ventana, sin fijar, y un espejo conexo que permite a la persona que está dentro -un okupa que vive allí desde hace cuatro años- comprobar quién entra al patio de la vivienda.

Vuelven los robos

El pasado verano será recordado por los residentes de La Palma por los numerosos episodios de robos y atracos que sufrieron, muchos de ellos en plena calle y a punta de navaja. Esta situación motivó la convocatoria de una concentración reclamando más seguridad que tuvo lugar a finales de octubre, poco antes de que la Guardia Civil hiciera pública la detención por su relación con los hechos denunciados de un hombre de 31 años con un amplio historial delictivo, reclamado por la Justicia desde hacía tres años.

Sin embargo, según apuntan los vecinos, esta Navidad volvieron a registrarse varios atracos en la vía pública y robos en viviendas. «En una casa entraron y se llevaron 1.500 euros y a una mujer le atracaron en el polígono. Necesitamos más seguridad».

Fuente: Diario La Opinión de Cartagena.


martes, 7 de enero de 2020

Festival Infantil de Folclore en La Palma (Sábado 11 de Enero de 2020).


sábado, 28 de diciembre de 2019

Reyes Magos en La Palma (Sábado 4 Enero 2020).


sábado, 21 de diciembre de 2019

Navidad Palmesana 2019.






viernes, 20 de diciembre de 2019

Navidad 2019: Villancicos por las calles (Plataforma Juvenil de La Palma).

¡Buenas tardes!

En colaboración con la Comisión de Fiestas La Palma, este sábado día 21 de Diciembre tenemos una actividad muy especial con motivo de las fechas que nos vienen. Al igual que el año pasado, vamos a recorrer las calles del pueblo con todos nuestros socios cantando villancicos.

El recorrido comenzará a las 11:30 en el local de la Plataforma Juvenil (en el polígono) y terminará sobre las 13:30 en la plaza Manuel Zamora (frente a la Iglesia).

¡Os esperamos!

jueves, 12 de diciembre de 2019

XII Exposición de Concurso Palomos de Raza - La Palma (Cartagena)


domingo, 8 de diciembre de 2019

Cuando la Casa del Folclore se llena de amistad.

El Grupo Folklórico de La Palma celebró la ya tradicional ‘Fiesta del pan’, en la que los activos palmesanos se rodean de amigos para celebrar una magnífica jornada de convivencia jalonada de bailes, música y manjares gastronómicos de nuestra tierra en torno a más original árbol navideño.

Cartagena de Hoy ha vuelto a tener la gran fortuna de ser invitados por la familia del folclore para pasar una de esas jornadas que quedan huella, pues la amistad, los sonidos y el sabor envuelve a todos.

Es la ‘Fiesta del pan’, un producto que se elabora de forma tradicional en el horno, comenzando el trabajo de los folclóricos palmesanos desde las cuatro de la mañana. El resultado es un manjar, que durante la jornada acompañará a los demás productos de la tierra que van ofreciendo los anfitriones (caldo con pelotas, ensaladas con aceitunas, boquerones, embutidos, dulces…), algunos de ellos elaborados en el mismo lugar, como las migas y el arroz. Y todo regado con diversas bebidas, entre las que no faltó el vino del terreno.

Pedro, Pepe y Ramón forman la cúpula directiva del grupo de folclore ‘Ciudad de Cartagena’, pero lo que se desprende es que todos forman una gran familia. Son paladines de las tradiciones, entre las que se incluye ser un buen anfitrión, el que se esfuerza porque sus invitados estén a gusto y que disfruta si lo consigue. Nuevamente lo han conseguido.

Entre los asistentes se encontraban artistas como el pintor Pedro Diego Pérez Casanova y el escultor Fernando Sáenz de Elorrieta. También acudió el presidente de la agrupación de Portapasos de la Virgen de la Piedad, José Jesús Guillén, quien disfrutó de otro ambiente de la Casa del Folclore con respecto al que tiene cuando acoge el certamen de saetas que organiza el colectivo procesionista. También estaban el presidente de la Junta Vecinal, Pedro Obradors, y los concejales Noelia Arroyo, María Casajús, María José Soler y Carlos Piñana, quien cogió la guitarra para acompañar los brotes que se sucedieron de música tradicional y bailes.

Un aliciente cada año es el árbol navideño. El pasado año estaba formado por sillas con bolas de trapos. El elegido este año se ha elaborado con refajos antiguos y recortes con las palomas que figuraban en un vestido que le confeccionaron a Josefa Cegarra Galindo, vecina de Los Molinos Gallegos, en 1896, del que el grupo folclórico ha llevado a cabo una réplica, explicaba a este diario el presidente, Pedro Gómez.

Fuente: Cartagena de Hoy.




































viernes, 6 de diciembre de 2019

Actividades Navideñas 2019 en La Palma.


  • SÁBADO 14 DICIEMBRE (a partir de las 16:30h) 
    • Tarde de Talleres Navideños. ¡¡No faltes a la cita.. te sorprenderás todo lo que puedes hacer!!
    • Lugar: Local Plataforma Juvenil de La Palma (Polígono Industrial de La Palma).
    • Información e inscripciones: plataforma_juvenil@hotmail.com
    • Colabora: Plataforma Juvenil La Palma.
  • DOMINGO 15 DICIEMBRE (12:00h)
    • CONCIERTO DE VILLANCICOS, CORAL POLIFÓNICA CARTHAGONOVA.
    • Lugar: Iglesia de Santa Florentina de La Palma.
  • SÁBADO 21 DICIEMBRE (de 11:00 a 14:00h)
    • Tren Navideño.
  • MIÉRCOLES 25 DICIEMBRE (de 16:00 a 19:00h)
    • Parque de Hinchables.
    • Lugar: Plaza Manuel Zamora.
  • Del 26 al 29 DICIEMBRE:
    • Lugar: Por Determinar.
    • Consulta las actividades, horarios y cuota de inscripción: plataforma_juvenil@hotmail.com
    • Colabora: Plataforma Juvenil La Palma.

    • SÁBADO 4 ENERO (de 18:30 a 19:30h)
      • Charanga.

    • Programación completa AQUÍ.




    jueves, 5 de diciembre de 2019

    «El Huerto de Cándido y su abandono», queja de una vecina de La Palma (Cartagena).

    Por Toñi Pérez

    El Huerto de Cándido,era un espacio de 3.775 metros situado en La Palma con más de 223 especies vegetales diferentes, y Cándido se encargó de darle forma durante los últimos 65 años. Allí llevaba a niños y mayores, excursiones y guias, en 2017 lo cedió al ayuntamiento para hacer de él un jardín botánico abierto al público. Después de su fallecimiento el pueblo de la Palma eligió este huerto en los presupuestos participativos para remodelarlo y hacer el sueño de Cándido realidad. En 2018 se realizaron algunos pequeños avances pero de repente todo se paró y el huerto se ha convertido en un montón de escombro, lleno de plantas secas y víctima de ladrones y vándalos.

    Pues bien, Ayer en el pleno del ayuntamiento,MC le pregunta al gobierno por el Huerto de Cándido y su regeneración y su respuesta fue: Hay un nuevo heredero estamos investigando el parentesco y si no hay nada que aportar,con los presupuestos del 2020 iniciarán su remodelación.

    Otra vez más, nos toman por tontos! Nadie de la familia de Cándido, conoce a ese supuesto heredero. Este huerto fue cedido por Cándido en vida, dicho huerto nunca entró en herencia. Cuando van a dejar de poner excusas? Donde esta el dinero que se asignó de los presupuestos participativos?


    ¡¡¡NO NOS TRATEN COMO TONTOS, SOMOS DE PUEBLO PERO NO LERDOS!!!



    viernes, 29 de noviembre de 2019

    El conflicto de cementerio de La Palma, noticia nacional.

    El diario El País publica hoy, dentro del artículo 'El secreto mejor guardado de la Iglesia (y el Estado)', sobre el asunto de las inmatriculaciones con el que la Iglesia está inscribiendo a su nombre multitud de propiedades, entre las que figuran nichos, panteones y fosas del camposanto palmesano, lo que ha rebelado a una parte de afectados, que han iniciado la vía judicial para defender la propiedad heredada.

    El artículo de El País, que se puede leer íntegro pinchando AQUÍ, pone diversos ejemplos, entre ellos uno titulado: 'Las tumbas para siempre en Cartagena que sólo lo son a 50 años'. Se recogieron testimonios de diversos afectados, mientras que se indica que le obispado de Cartagena no ha respondido a las peticiones del periódico.

    Las tumbas para siempre en Cartagena que solo lo son a 50 años

    La familia aún conserva el recibí: 37.000 pesetas pagadas en 1980 “por la compra de una parcela en propiedad para construir un panteón”. Los propietarios de tumbas y panteones en el cementerio de La Palma, en Cartagena, se han organizado y piensan llevar al juzgado al obispado de Cartagena por lo que consideran un engaño y la pérdida de sus derechos. “Nos enteramos hace dos años de que en 2010 inmatricularon el cementerio. Los dueños son personas mayores, como mi suegra”, relata José González.

    “Fueron llamándoles a la casa parroquial con distintas excusas diciendo que había que actualizar los títulos, que eran de propiedad o a perpetuidad. Muchos no desconfiaron del cura y firmaron. Cuando llegó el nuevo título vieron que no tenía nada que ver: eran derechos de enterramiento limitados a 50 años”, añade. Los afectados ya tienen abogado e iniciarán acciones judiciales para que se respeten los títulos que firmaron y por los que la Iglesia cobró. Transacciones que van desde principios del siglo XX y hasta el 2007. Hay afectados que ya no los conservan porque, según relatan, el párroco los rompió cuando se los entregaron.

    “Los padres de mi suegra compraron su parcela por 130.000 pesetas en 1950. Era mucho dinero y ellos eran trabajadores que por la noche iban con su capazo, su pico y su pala a hacer su propio panteón. Se les enterró allí con el convencimiento de que de allí no se iban a mover. No puede ser que en 50 años levanten una lápida, cojan los huesos y los metan vete a saber dónde”, dice González. Los casi 200 afectados han creado una asociación. “Mi familia pagó por ese derecho y firmó el cura del momento. Ya no es el valor económico, es tener a nuestros difuntos ahí, saber que van a estar a perpetuidad como pone en los títulos”, añade. El obispado de Cartagena no respondió a las peticiones de información de este diario.



    La masificación y los horarios enfadan a los usuarios del autobús en La Palma.

    Los vecinos de La Palma han vuelto a la carga con lo que consideran desde hace años un agravio comparativo con el servicio de transporte público. Los horarios de los autobuses, no ajustados a sus necesidades, la masificación en los vehículos por las mañana y a mediodía, y los retrasos, a veces, de casi un cuarto de hora, han hecho que los palmesanos reiteren su descontento con un servicio del todo «deficiente». Todo ello se une a la escasez de frecuencias de paso, que hace a los usuarios, entre ellos muchos estudiantes menores de edad, la vida «difícil», contó una residente, Toñi Pérez.

    Por las mañana hay dos autobuses, uno a las 6.40 horas y otro a las 8.10 horas. Los horarios son la principal queja de los vecinos. «Muchos usuarios son trabajadores que comienzan su jornada a las ocho y estudiantes que entran a clase a las ocho y media. La mayoría de ellos cogen el primero, porque con el segundo, que ya de por sí va masificado, no llegarían a su hora», explicó la vecina.

    Una situación similar ocurre a mediodía, cuando llega la hora de volver a sus casas. El primer autobús en dirección a La Palma sale a las 13.30 horas desde el Paseo de Alfonso XIII y el segundo, a las 16.30 horas, dos frecuencias que, de la misma forma que por la mañana, no están adecuadas a sus necesidades. Denuncian que en el segundo de la mañana y en el de mediodía la saturación es tal que la mayoría de los usuarios se ven obligados a ir de pie, «con el peligro que ello conlleva», insistió Pérez.

    Diez horas para asistir a clase

    Esta situación la sufre todos los días la estudiante de la Escuela de Hostelería Itziar Calvo, una joven de veinte años que ocupa diez horas diarias para ir a clase. Se levanta a las 5.45 horas para coger el autobús de las 6.40 «porque con el siguiente llego tarde», indicó. Una vez en su destino, eso le obliga a esperar en la calle a que abran el instituto casi una hora. «A la vuelta me ocurre lo mismo. Como al que sale a las 13.30 no llego, me subo en el de las 15.30. Muchos días como en la misma parada de autobús, entre que salgo de clase y me monto en el bus», añadió la joven.

    Se trata de una queja que los vecinos de La Palma llevan realizando desde hace años. En marzo del año pasado, el Ayuntamiento se hizo cargo de la línea. Anteriormente, las competencias sobre ella las tenía la Comunidad Autónoma, que había adjudicado el servicio a una empresa de transportes.

    Esta, ante la escasa rentabilidad que le reportaba, se planteó cancelarla, pero la presión vecinal lo impidió. Entonces fue el Consistorio el que acordó con la Administración regional quedarse con el servicio, para muchos vecinos «esencial», ya que viajan a la ciudad para ir a los hospitales, de compras, a visitar a un familiar o, simplemente, a pasear.

    En ese momento, los vecinos ya plantearon la posibilidad de aumentar la frecuencia, pero el Ayuntamiento decidió mantenerla. Ahora vuelven a la carga y solicitarán que haya, al menos, un autobús más entre los dos de la mañana y los dos del mediodía. «Poner uno a las 7.30 horas y otro a las 14.30 horas sería lo idóneo para estudiantes y trabajadores. Así podrían llegar a su hora y los vehículos no irían repletos, como pasa ahora», propuso el presidente de la Agrupación Vecinal, Ginés González.

    Estudio de la situación

    La concejal de Servicios, María Casajús, explicó que el Ayuntamiento de Cartagena está analizando la situación y las necesidades reales del servicio de transporte público en el municipio. Esto, añadió, «servirá como base para la elaboración de un Plan Director del Transporte Público del municipio de Cartagena, que estará coordinado con el Plan director del Transportes de la Región de Murcia, en el que lleva tiempo trabajando la Comunidad Autónoma, con el objetivo de poner en marcha medidas que permitan optimizar y mejorar la calidad del servicio en beneficio de todos los cartageneros».



    jueves, 28 de noviembre de 2019

    Estudian cerrar los accesos al residencial Los Naranjos de La Palma para evitar a los okupas.

    A juzgar por el buen estado de las decenas de plantas que tiene en el porche cualquiera diría que quien allí vive es propietario o está de alquiler, pero no. La persona que reside en esa casa, una vivienda tipo dúplex del residencial Los Naranjos de la diputación de La Palma, es -según denuncian vecinos de la zona- un okupa, y lo hace desde hace unos cuatro años. En el patio de entrada tiene colgados una matrícula de Andalucía y un espejo convexo que le permite ver desde la ventana -revestida con cristales improvisados, sin fijar- quién accede a la vivienda. Junto al espejo, dos puertas: la principal y otra que da a una habitación exterior. Ambas están cerradas a cal y canto con varios candados gruesos.

    La casa está en la calle Ébano. A su lado hay varias del mismo residencial que se encuentran en una situación similar, aunque algunas de ellas parecen, a simple vista, deshabitadas y abandonadas por el estado de las persianas -la mayoría rotas- y la suciedad de los patios, pero en la puerta sí hay coches aparcados.

    En la vía Antonio Serrano, la perpendicular, más transitada que la anterior, las viviendas están completamente abiertas y se puede ver lo que hay más allá de la pequeña tapia sin necesidad de asomarse al interior: paredes desquebrajadas y con pintadas, azulejos arrancados y diferentes objetos -desde un andador para bebés o un colchón hasta docenas de litros de zumo vacíos y escombros- por el suelo. No obstante, hay otras viviendas que están en peor situación, las de una calle cercana que no tiene salida. Las habitaciones, a las que se puede acceder sin problemas pues no hay puertas, acumulan cables, cristales rotos, kilos de basura y restos de hogueras. De hecho, una de las viviendas se quemó hace unos días, según explican residentes de la zona.

    «Tenemos mucho miedo. Por aquí no se puede pasar por la noche», dice una vecina que vive muy cerca. Denuncia que es habitual escuchar «escándalos» y observar «un constante trasiego» de gente que entra y sale de las casas, especialmente jóvenes. Otro vecino asegura que ha informado de este caso al Ayuntamiento, la primera vez en 2016, pero «no han hecho nada». «Se van unos okupas y entran otros, y quien puede y debe actuar no lo hace», lamenta.

    Desde hace varios años el grupo de Facebook de la Agrupación de La Palma lleva denunciando la situación de inseguridad en la pedanía, que el verano pasado sufrió una oleada de robos y atracos.

    «No han hecho nada»

    El actual concejal de Sanidad, Manuel Padín, fue uno de los políticos más críticos con el anterior Gobierno por no actuar con contundencia en esta manzana. Ayer, consultado por LA OPINIÓN, indicó que su área está en contacto con Vía Pública para ver qué se puede hacer con los accesos al residencial abandonado. «Cerrar aquello de alguna forma para evitar que accedan okupas y para que no se depositen basuras que se acumulan y generan un foco de insalubridad». Además, añadió que desde el Consistorio se está intentando localizar al propietario, «pero esto es complicado por la situación de la urbanización».



    miércoles, 27 de noviembre de 2019

    Pedro Obradors reelegido presidente de la junta vecinal de La Palma.

    La Palma quedó integrada por los siguientes vocales: por el Partido Popular, Antonio Pérez Cervantes, María del Carmen Velázquez Pérez y Pedro Obradors Rosique; por el PSOE, Tania Alarcón Angosto y Diego Martínez Martínez; por MC Cartagena Francisco Ramón Tenedor y María Antonia Pérez Galindo; por Ciudadanos, José Joaquín López Molina; y por Vox José Miguel Villegas Piedra.

    Finalmente, resultó elegido presidente Pedro Obradors, del Partido Popular, que repite en el cargo. La elección se produjo en segunda vuelta con mayoría simple, ya que en la primera se requería mayoría absoluta y el resultado fue de 4 votos al Partido Popular, 2 a MC Cartagena, 1 para Vox y dos votos en blanco.

    Entre los asistentes a la constitución de la junta de La Palma estuvieron los concejales del equipo de gobierno y la corporación municipal Noelia Arroyo, Manuel Padín, David Martínez, María Casajús, Cristina Mora, Cristina Pérez, Diego Ortega, Enrique Pérez, Arancha Pérez, Isabel García, María José Soler y Gonzalo Abad.